La primavera de 1968 – Tiempo de tomar conciencia | LandingMX
Sunday, July 15, 2018

Tal vez muchos de nosotros no habíamos nacido y tal vez tampoco nuestros padres, pero 1968 fue un año muy importante para la historia de la humanidad. En la primavera 1968, en París, un movimiento estudiantil y obrero marcaría la historia de la segunda mitad del siglo XX y nos haría tomar conciencia.

Atrás habían quedado las dos grandes guerras mundiales y 23 años después del término de la segunda, los jóvenes franceses, de la generación “baby boom”, pedían el cambio que se había prometido por los regímenes de posguerra y que, casi dos décadas y media después, no había llegado.

 

tomar conciencia

 

Pero 1968, no sólo fue París, el movimiento también permeó a Berlín, Praga y ciudades tan lejanas como Berkeley en California y claramente en la Ciudad de México[1]. Aunque Mayo de 1968 en París, no fue un movimiento feminista, sí puso las bases de los principios de igualdad entre hombres y mujeres, consenso al que llegan “historiadoras del feminismo que coinciden en que esas semanas de mayo y junio fueron un preludio, la primavera que sembró una conciencia feminista que en los años siguientes se constituiría con fuerza en todo el país y obtendría victorias decisivas, como el derecho al aborto.”[2]

México en 1968

México en 1968 transitaba por una de las mejores etapas en términos económicos, producto del llamado “Desarrollo Estabilizador”. En lo político, la existencia de un partido político predominante, como lo era el PRI, y una oposición sin fuerza, daban una idea de estabilidad. En lo social, ese año se celebrarían los Juegos Olímpicos en la Ciudad de México, el primer país latinoamericano y subdesarrollado en llevarlos a cabo.

Pero la situación no era tan estable como se presumía, existía una efervescencia política y social que encontraba sus orígenes en los movimientos de maestros y ferrocarrileros de una década anterior[3].

tomar conciencia

 

El movimiento estudiantil de 1968 en México fue resultado, en todo caso, de un estado autoritario represor y una juventud que, alimentada por los movimientos estudiantiles y obreros europeos, buscaba mayor libertad y mayores oportunidades, lo cual se reflejó en el pliego petitorio del Consejo Nacional de Huelga (CNH)[4].

  1. Libertad de todos los presos políticos. Es decir, de los estudiantes y activistas detenidos por manifestarse.
  2. Derogación del artículo 145 del Código Penal Federal, el cual regulaba los delitos de disolución social, que se entendían como la difusión de ideas que perturben el orden público o afecten la soberanía nacional.
  3. Desaparición del cuerpo de granaderos, grupo policial participó en varios actos de represión estudiantil previos al 2 de octubre.
  4. Destitución de los jefes policiacos Luis Cueto y Raúl Mendiolea, quienes fungían como el jefe y el subjefe de la policía capitalina respectivamente y habían tenido roces con los estudiantes en varias ocasiones.
  5. Indemnización a las víctimas de los actos represivos, pues antes de la masacre de Tlatelolco, ocurrieron varios enfrentamientos que dejaron estudiantes muertos.
  6. Deslinde de responsabilidades de los funcionarios involucrados en actos de violencia contra los estudiantes y establecer un diálogo público entre autoridades y el CNH para negociar las peticiones.

Como se observa, los estudiantes pedían, ante todo, menos represión y liberación de sus compañeros detenidos. Las peticiones no fueron escuchadas y terminaron en la masacre del 2 de octubre de 1968, de tan amargos recuerdos en nuestro país.

tomar conciencia

 

Esto es solo un recordatorio, a 50 años del Movimiento Estudiantil de 1968, de que la lucha por un país mejor tiene que seguir.

tomar conciencia

M68. Ciudadanías en Movimiento.

 

 


Referencias

[1]https://elpais.com/cultura/2018/04/23/babelia/1524504798_329892.html

[2]https://elpais.com/cultura/2018/04/24/babelia/1524567937_545548.html

[3]https://www.nexos.com.mx/?p=3248

[4]http://www.imer.mx/tropicalisima/el-pliego-petitorio-del-movimiento-estudiantil-del-68/

Comments

    No comments found!

    Leave a Comment

    Your email address will not be published.