21 Fragmentados - Caminar sin rumbo fijo | LandingMX

Tuesday, September 25, 2018
Literatura

21 Fragmentados – Caminar sin rumbo fijo

>21 Fragmentados 21 Fragmentados
diciembre 14, 2017

En un parpadeo se dio cuenta que se encontraba en el suelo en el mismo establecimiento, decidió salir de aquel lugar, mientras caminaba se percató de que no sabía en donde estaba y mucho menos hacia donde se dirigía. Sin rumbo fijo empezó a caminar hacia el horizonte con la puesta de sol en escena.

A un frondoso bosque frente a él se encontró, mientras caminaba en medio de los árboles se percató de que ni siquiera podía recordar cómo lucía, decidido, buscó un lago para observarse; era un espejo de agua pequeño pero muy claro. Fijando sus ojos en la imagen, observó sorprendido el reflejo de un joven de aproximadamente 21 años de edad ,tez morena, ojos color miel ámbar, cabello ondulado y obscuro como la noche, de hecho, bastante largo para pertenecer a un hombre.

Impactado y aun absorto por la impresión que le causó su apariencia, decidió descansar bajo un árbol, se recostó en el pasto y nuevamente sacó el cabello color almendra. Justamente los últimos rayos de sol del día deslumbraban en su cara, palpaba y miraba el trozo de cabello. En un cerrar de ojos un millón de recuerdos de esa hermosa mujer fueron proyectados en su mente… poder explicar el mar de emociones que de golpe invadieron su corazón sería imposible.

Al abrir los ojos pudo sentir como las lágrimas recorrían lentamente su cara tanto de felicidad como de tristeza; sabía perfectamente que ella era su amada y ese cabello le pertenecía.

Era ella con quien había compartido toda una vida sin ningún arrepentimiento con la historia que habían trazado, pues todo lo que habían compartido representaban lo mejor de su vida, y de ninguna manera estaba dispuesto a perderla… seguía sin entender cómo fue que había caído en esa caja oscura, sin movimiento, sin luz. En el infierno de permanecer atrapado en estado de coma.

¿Quién era?, ¿qué edad tenía?, ¿cómo era su cuerpo real?, lo único en lo que sí tenía claridad era que tenía una esposa a la cual amaba demasiado y no pensaba dejarla sola, aunque desconocía el estado en el que se encontraba en esos momentos.

El fuego en la mirada del ojiambar se encendió y decidido se prometió que como diera lugar saldría de esa pesadilla lo más rápido posible. Sin perder más tiempo se levantó, siguió su camino sin rumbo fijo, pero ahora con un propósito y motivación, su amada en espera de su hombre, nada especial. Un simple ser dispuesto a poder dar un salto de fe al tomar la decisión de atreverse a viajar con la esperanza de poder encontrarla sana y salva ignorando el lugar en el que realmente se encontraba, rodeada de tinieblas y criaturas sin estabilidad mental.


Para leer la primera parte de la historia, ¡da clic aquí!

La segunda, ¡aquí!

La tercera, ¡aquí!

La cuarta, ¡aquí!

21 Fragmentados
21 Fragmentados es un grupo de estudiantes del Colegio Juárez Lincoln de Puebla, México.

    Comments

      No comments found!

      Leave a Comment

      Your email address will not be published.