El ahorro para que la cuesta de enero no llegue hasta junio | LandingMX

Tuesday, September 25, 2018

En este artículo, tocaremos el tema del ahorro como una herramienta para:

  1. Evitar la cuesta de enero: endeudamiento que no somos capaces de pagar.
  2. Si ya estás en la cuesta de enero, el ahorro es un medio para poder pagar más rápido las deudas que ya tenemos.
  3. Cumplir tus sueños como viajar, estudiar, comprar un coche.
  4. Generar un patrimonio a largo plazo para el retiro y tener una vida más tranquila.

Después del disfrute de la Navidad, los regalos, el pavo, el Año Nuevo, los Reyes Magos…, llegan los estados de cuenta, las deudas y con ello la temible “cuesta de enero” que muchas veces dura hasta junio o noviembre.

¿Qué es el ahorro?

En muchos países de América Latina como en México y Chile no hay planes de pensiones para los jóvenes. Muchas personas trabajamos por freelance, autoempleo y emprendimientos, es por eso que es muy importante que aprendamos a ahorrar para el futuro y para estar tranquilos.

En todos lados nos dicen que tenemos que ahorrar, pero ¿qué es el ahorro?

El ahorro no es lo que nos sobra del mes o la quincena, tampoco comprar en ofertas.

El ahorro es un guardadito consiente que hacemos cada mes, un porcentaje fijo del sueldo/ingreso que tiene objetivos claros, como ahorrar para el retiro, vacaciones, comprar un coche, imprevistos o generar un patrimonio.


Es un plan de lo que queremos tener en el futuro, así generar un patrimonio y estar tranquilos en el futuro.

Una forma de ahorro informal en México son las tandas[1], en las cuales, según su periodicidad, sabes que tienes que darle dinero al organizador de esta para que al cabo de unas semanas, te devuelva todo lo aportado. Así podríamos pensar en nuestros ahorros, cada semana, quincena o mes, pues sabes que tienes que aportar una cantidad a la tanda/ahorro, y sí o sí la tienes que aportar.

Mitos del ahorro

  • El ahorro es un dolor de cabeza
  • No me alcanza para ahorrar
  • Tengo muchos gastos/deudas

Tenemos muchos pretextos que nos dicen que no podemos ahorrar: tengo muchos gastos, tengo muchas deudas, ingresos insuficientes, pero hacemos muchos gastos que no necesitamos de verdad, por eso es importante dejar de pensar que gastar nos hace ricos, gastar no nos hace ricos ni nos da un estatus, ni es para celebrar o hacernos sentir mejor.

ahorro

 

Ahorrar es hacer un esfuerzo de dejar de ser consumista y dejar de gastar por gastar sin tener la necesidad. Recordar que “Dios no proveerá”. Mi abuelita me decía: “que el dinero me quemaba en las manos”, lo que describe esta necesidad de desembolsar inmediatamente después de recibir el dinero, lo que hace imposible ahorrar.

Otra forma de pensar en lo que gastamos, es respondernos la pregunta: ¿en verdad es una necesidad real o es solo un gasto por antojo, moda o  capricho?

Una estrategia es ir al Supermercado con una lista de qué necesitamos, ¿cuántas veces han ido y han salido con muchas más cosas de las que tenían previsto comprar?, hacer la lista ayuda a saber cuáles son nuestras necesidades reales y enfocarnos a comprar lo que verdaderamente necesitamos.

¿Cómo saber qué cantidad puedo ahorrar?

Tener conciencia de los gastos que tenemos, es un ejercicio muy fácil. Durante el mes puedes anotar tus gastos en una libreta o revisarlos en tus estados de cuenta. Una vez que los tengas hay que dividirlos en 2:

  1. Gastos fijos: aquellos que no puedes dejar de pagar como la renta, el agua, la luz, la colegiatura, el pasaje.
  2. Gastos variables: son los que podemos prescindir o disminuir, como la tiendita de la esquina, en el Oxxo, el café de la mañana, las salidas con los amigos, el desayuno de la oficina, el antojito, los gastos extras.

Respecto a los gastos variables, es importante llevar un control para saber en dónde podemos dejar de gastar y empezar a ahorrar. Yo hice el siguiente análisis de gastos variables para conocer mis oportunidades de ahorro, espero que te pueda servir:

Para que puedas hacer el ejercicio acorde a tus gastos y de forma más fácil en el siguiente link puedes descargar el Excel con el que puedes hacer este ejercicio acorde a tus gastos

[icon name="cloud-download" class="fa-3x" unprefixed_class=""]

Con tu Excel descargado y con tus gastos detectados, puedes empezar a hacer este ejercicio el siguiente mes:

[iconbox type=”icon-box-left” character=”1″] Divide los gastos variables mensuales en categorías: (puedes elegir y crear las categorías que mejor se ajusten a tus gastos):

a) Gastos de la tiendita: Oxxo, Ok market, Seven eleven.

b) Gastos de transporte: Uber, STCM, gasolina.

c) Alimentación: mercado, supermercado, tortillería, carnicería.

d) Entretenimiento: comidas en restaurantes, cine, bares, teatro.

e) Extras: regalos de bodas, viajes, compra de útiles escolares.

f) Gastos por imprevistos: plomería, arreglo de coche, consultas médicas

extra. [/iconbox]

[iconbox type=”icon-box-left” character=”2″] Actualiza la tabla en el Excel con tus gastos y montos de gastos, como en el siguiente ejemplo: [/iconbox]

[iconbox type=”icon-box-left” character=”3″] Una vez identificados los gastos y los rubros, calcula el porcentaje que cada gasto en particular representa del gasto total.  [/iconbox]

 

Con este ejercicio te darás cuenta de, ¡cuánto dinero gastamos en la tiendita! Y que muchas veces el dinero se nos va en cosas que ni sabemos.

Así adquirirás conciencia de cuánto gastas, para poder generar una estrategia que te ayude a dejar de gastar en cosas chicas y ahorrar como no comprar café, sino hacerlo en la oficina o casa, llevar un desayuno a la escuela u oficina en lugar de gastar 40 pesos diarios.

Estrategias de ahorro

Con este análisis podemos ver que el ejemplo de desayuno en la oficina representa el 12% de todos nuestros gastos y hay una alternativa de gasto como es prepararlo en casa, entonces este gasto se convierte en una oportunidad de ahorro.

Si todos los días te compras chilaquiles/sándwich para desayunar en la oficina y este cuesta 40 pesos son $200 pesos a la semana, que son $800 pesos al mes, si compras el pan y el queso y tú haces tu sándwich esto te costará $200 pesos mensuales; ahí estas teniendo un ahorro de $600 pesos, que son $7,200 al año, sólo por hacer el sándwich en tu casa.

Entonces, cada mes cuando recibas tu sueldo, además de pagar la renta, la colegiatura y todos tus gastos fijos, dejas un guardadito de 600 pesos que no puedes tocar ni gastarlos.

Si haces los cálculos por gastos variables que hayas detectado como los de la tiendita, Uber, comidas fuera de la oficina verás que al final del año puedes ahorrar más para la pensión o ir de vacaciones.

Beneficios del ahorro

Con este ahorro extra que generes y el conocimiento de los gastos entendiendo la importancia de ahorrar más, podrás:

  1. Evitar la cuesta de enero para este año, pues podrás ahorrar para los gastos de diciembre.
  2. Pagar más rápido la cuesta de enero: con estos ahorros podrás pagar más cantidad de la deuda cada mes y así generar menos intereses. Acabar más rápido con esta deuda.
  3. Empezar a generar un ahorro constante con un objetivo claro de acuerdo a tus sueños y poder calcular en cuánto tiempo lo tendrás. Por ejemplo, si ahorras $7,200 al año y las vacaciones a la playa cuestan $10,000 sabes que en junio del próximo año podrás irte a la playa.
  4. Haciendo un ejercicio de cálculo de tus gastos y de cuánto más puedes ahorrar, podrás destinar una parte de tu ahorro a tu retiro (AFORE/AFP) o incluso, comprar una casa.

Notas

[1] En Economía del Desarrollo se le conoce a las tandas como “ROSCAS” (Rotating Saving  and Credit Associations) que se basan en la confianza que existe entre los miembros de la asociación.

Comments

    • Ángeles Zambrano
      Ángeles Zambrano

      Muy claro.

      Feb 9, 2017, 2:59 am
      Responder

    Leave a Comment

    Your email address will not be published.