Aleph Escobedo: Entre la ficción y la realidad, un volcán | Landingmx

Cultura

Aleph Escobedo: Entre la ficción y la realidad, un volcán

>Landingcrew Landingcrew
junio 05, 2019

Entrevistamos a Aleph Escobedo, artista mexicano, cuya obra forma parte de «Tierra Incógnita», exposición que estará disponible hasta el 22 de junio en SOMA. El trabajo que muestra en esta exposición tiene como eje narrativo sus visitas al volcán Ceboruco, localizado en Nayarit.

Esta instalación ofrece un relato sobre la manifestación del espíritu que habita las cuevas de este cuerpo geológico. La obra de Aleph Escobedo parte de la relación humana con la naturaleza y mediante elementos científicos, literarios y de su historia personal, construye puentes entre narrativas especulativas, donde el dibujo es una herramienta de exploración y organización del pensamiento.

En conversación, nos cuenta cómo concibe cada obra suya y de qué manera consigue poner en tensión la ficción y la realidad.

Aleph Escobedo

Landing MX: ¿Cómo fue que decidiste pasar del diseño al arte?

Aleph Escobedo: En realidad, siempre estuvieron ahí ambas disciplinas. Cuando estudiaba diseño también estudiaba sobre arte de manera autodidacta y cuando trabajaba en publicidad también trabajaba en mi obra artística, pero no fue hasta que entré a SOMA que decidí profesionalizarme en el arte pues me parece una disciplina más congruente con mis intereses, sentía que podía trabajar de manera más honesta.

 

Landing MX: Tu trabajo gira entorno al diálogo que se establece entre los humanos y el entorno natural, ¿qué despertó tu interés por este tema?

Aleph Escobedo: Creo que tiene que ver con la necesidad de encontrar respuestas. Cuando uno, como humano, se siente desorientado o en una situación desagradable que te obliga a replantear el sentido de todo lo que creías, lo mejor que puedes hacer es voltear hacia lo primordial, hacia aquello que estaba ahí antes que tú, y eso es la naturaleza, que no es una entidad ajena a nosotros sino que somos parte de ella y por lo tanto ahí es donde podemos encontrar lo que nos va a permitir volver a empezar. Por eso es importante establecer y mantener esos canales de comunicación con la naturaleza abiertos, porque así, como especie y como individuos vamos a poder seguir viviendo.

 

Landing MX: A través de los años que llevas trabajando este tema, ¿has notado algún cambio en la relación hombre-naturaleza o te parece que lo largo de tu práctica ésta no se ha modificado?

Aleph Escobedo: No creo que haya cambiado mucho esa relación a lo largo de este tiempo. Lo que sí he notado es que con el uso creciente de TICs los espacios naturales se han ido convirtiendo en un escenario más que en un lugar de intercambio, y el problema viene cuando las autoridades se aprovechan de eso para fomentar el turismo rápido.

 

Landing MX: ¿Te has encontrado con alguna constante o consideras que existe algún asunto en particular que desde tu perspectiva, defina esta relación? ¿Cuáles han sido los hallazgos más asombrosos de tus exploraciones en ese sentido?

Aleph Escobedo: Creo que esta relación varía dependiendo del lugar en el que uno viva o haya crecido. En ciudades muy grandes donde el acceso a la naturaleza es restringido es muy diferente a localidades más pequeñas donde hay un contacto más constante con ella. También influye mucho la manera en que los programas educativos, en todos los niveles, se aproximan a esta relación. Insisto en que hay una creciente tendencia en separar al humano de la naturaleza, como si fuera algo ajeno, cuando en realidad es un elemento esencial que nos conforma. Hay mucha gente que no puede pasar más de una hora en un entorno natural porque les provoca ansiedad, como si lo natural fuera un monstruo que les recordara inconscientemente quienes son y de qué están hechos. Es como si la vida en las ciudades provocara un miedo irracional a la naturaleza. Un ejemplo, los fraccionamientos de casas que en lugar de incorporar las áreas naturales de una manera amigable a los espacios habitacionales construyen muros y rejas prohibitivos que fomentan el prejuicio de que cruzar al otro lado, donde las plantas crecen sin control es algo malo.

 

Landing MX: ¿Qué aspectos de la naturaleza has explorado y cuáles han sido las herramientas que has utilizado para hacerlo?

Aleph Escobedo: Recientemente he trabajado con formas de comunicación interespecie, específicamente con abejas. Esto no significa que te pongas a platicar con una abeja y que ella te va a contestar, si no más bien en tratar de entender a las abejas «poniéndose en sus zapatos» y observando cómo interactúan entre ellas y con el otro (otras especies animales y vegetales, otros espacios, etc.); y desde ahí fomentar una convivencia sin forzar las formas de interacción humanas, tan simple como escuchar, oler, estar. Se necesita bajar la guardia y estar receptivos más que impositivos. De hecho, los apicultores lo han hecho siempre, saben entender a las abejas, saben cuando están enojadas, tristes o contentas porque lo perciben a través de los signos que las abejas utilizan para manifestarse.

 

Landing MX: ¿Es para ti el dibujo un punto de partida o de llegada? ¿Qué te permite explorar el dibujo en términos de la relación hombre-naturaleza?

Aleph Escobedo: Para mí el dibujo es algo constante a lo largo de todo el proceso, es mi herramienta de pensamiento principal. Cualquier cosa que esté dándome vueltas en la cabeza me da más claridad dibujarla que escribirla. Y eso me permite entender y acercarme de otras maneras, no lingüísticas, a la naturaleza.

 

Landing MX: Cuéntanos un poco sobre tu más reciente obra desarrollada para la exposición “Tierra Incógnita”. ¿En qué consiste, cómo la trabajaste?

Aleph Escobedo: La obra que presento en la exposición surge de mi última exploración en el volcán Ceboruco en diciembre del año pasado. Al sur-oeste del volcán hay un cuarto cráter de unos 500 metros de diámetro con una formación rocosa muy grande en el centro, con pequeñas cuevas de donde sale vapor de agua extremadamente caliente así que es imposible entrar. Entonces pensé en cómo sería el interior de esas rocas y lo que encontrarías allí. Normalmente cuando voy al volcán llevo un cuaderno y un par de cámaras así que realmente la obra viene después a partir de recuerdos, notas, bocetos, fotografías, etc. por eso decidí que todas las superficies estuvieran hechas de papel, como una extensión de la bitácora. Así que lo que ves en la exposición es una especie de historia de aquella exploración medio realidad medio ficción al interior del volcán.

 

Landing MX: De tu experiencia visitando el volcán Ceboruco, ¿qué fue lo más difícil de traducir para integrarlo a tu pieza?

Aleph Escobedo: Cuando estaba ahí, en la cima del volcán, me di cuenta de que esa experiencia era imposible de recrear. Y hasta ahora tampoco he podido producir obra in situ, la majestuosidad del lugar me sobrecoge y cualquier intento de ‘hacer arte’ pierde cualquier sentido después de estar ahí sólo durante una semana. Así que preferí abandonarme a lo que el volcán dictara y una vez que regresara a la ciudad ponerme a producir la pieza.

 

Landing MX: ¿Diseñaste algún recorrido ideal por tu pieza? ¿Qué experiencia imaginaste brindarle al público?

Aleph Escobedo: La habitación donde está la pieza tiene dos entradas así que no hay un recorrido predeterminado, el techo es bajo y la iluminación está pensada para provocar la sensación de entrar a un lugar cálido y bajo tierra. También decidí colgar las esculturas del techo para que pudieran recorrerse entre ellas y verse desde abajo estando acostado.

Aleph Escobedo

 

Te recomendamos visitar la exposición en Calle 13 No. 25 col San Pedro de los Pinos.

Horarios de visita: lunes a viernes de 10hrs a 19hrs, sábado de 10hrs a 14hrs. Entrada libre.

 

 

Dejanos un comentario