Bojack Horseman - La serie que nos ayuda a madurar | LandingMX

Thursday, January 17, 2019

Estás acostado en tu cama, boca arriba, mirando al techo analizando cada flashback y cada flashback te acerca a las decisiones que has tomado en los últimos años, incluso hoy.

¿Por qué soy así? Te preguntas, así como te preguntabas cuándo te mirabas en el espejo del baño de un antro con los ojos hinchados, rojos y tu vasito de cuba en la mano.

“It gets easier. Everyday gets a little easier

but you gotta do it everyday– that’s the hard part.

But it does get easier”.

 

A mis, recientes, veintiocho años, me pregunto más sobre la vida que antes y busco respuestas en lugares que quizá no corresponden.  Sin embargo, en una de mis búsquedas, específicamente buscando documentales sobre el existencialismo me tope con una serie llamada Bojack Horseman, la cual me ha dado una que otra respuesta o semejantes cachetadas con guante blanco.

Lo más cómico es que el programa no sólo me entretiene, sino que me identifico con cada uno de sus personajes a manera que va avanzando la serie. Y para explicar esto aviso con anticipación que hay spoiler alert.

Así como Bojack, algunos tenemos un vacío existencial que creemos poder llenar con cosas insignificantes como el alcoholismo o las drogas, incluso huyendo de nuestros propios problemas viajando a lugares como Nuevo México, París, etc. Vamos a fiestas sólo para no sentir la soledad o terminamos autodestruyéndonos con lo que sea.

Puede que haya un trasfondo para algunos como un trauma en el pasado o no. Sin embargo, a pesar de todo, seguimos día a día tratando de mejorar aunque caigamos en lo mismo.  Si tropezamos con la misma piedra y empezamos a adorarla ya hay un problema que debe de atenderse.

Dice Albert Camus que hay tres maneras de afrontar la realidad.

  1. El suicidio. Cosa que Bojack, no hace y ni siquiera lo piensa por su narcisismo. Sin embargo, muchas personas en el presente y en años anteriores lo han considerado como salida por la fuerte depresión que puede causar un vacío existencial.
  2. La religión. Cuando no se tiene una vida espiritual no hace falta crear “un mundo ficticio”.  O cómo dice Jean Paul Sartre, si no hay un ser supremo también hay un vacío.
  3. Aceptar el absurdo. Uno de los personajes de la serie es un Golden Retriever llamado Mr. Peanutbutter, quién a consideración de todos los espectadores, es el único personaje que encaja en esta tercera opción, ya que acepta la realidad tal cual es y eso, según Camus, es lo más valiente que alguien puede hacer.

El universo es un vacío cruel e indiferente. La clave de la felicidad es no buscarle sentido a la vida, sólo entretenerte con estupideces sin importancia, y con el tiempo, estarás muerto”. Mr. Peanuttbutter.

Por otro lado, está el tema de la crisis de identidad, la cual es uno de los más tocados en la serie con el personaje de Diane Nguyen. Me parece que varios nos sentimos identificados tanto con ella como con Bojack en ciertos momentos de la vida.

Ella es una escritora talentosa pero no se lo cree y tiene un esposo que la ama pero no le es suficiente.

Ese es el problema con la vida,  o bien sabes lo que quieres y no consigues lo que quieres, u obtienes lo que quieres y ya no sabes lo que quieres”.

En este caso, ella también huye de sus problemas y del sentimiento de tristeza con alcohol y la evasión. ¿Cuántos de nosotros no lo hemos hecho? ¿Cuántos de nosotros no nos hemos sentido tan perdidos que lo único que queremos es quedarnos en cama viendo el techo imaginando como podría ser nuestra vida?

Diane como Bojack, saben que tienen el control para encontrar su felicidad. Saben que cada una de sus acciones los definen, sin embargo, como muchos de nosotros, eligen las peores decisiones y terminan por dañarse a sí mismos y a los demás,

Y a todo esto… ¿por qué estoy escribiendo sobre la serie de Bojack Horseman?

Me acosté en mi cama boca arriba, estaba mirando al techo analizando cada flashback y cada flashback me fue acercando a las decisiones que he tomado en los últimos años o incluso en las de hoy. Y se me vino una frase de la serie…

“Nunca es demasiado tarde para ser lo que quieres ser”.

Si es así, tanto Bojack como nosotros, podemos empezar a escribir nuestra propia historia, una historia diferente, una donde nos sintamos completamente felices y renovados.  Donde sepamos a donde vamos y consigamos lo que queremos.  Quizá no irnos al grado de ignorar lo que sucede en el mundo como Mr. Peanutbutter, pero si ser conscientes de lo que sucede con nosotros y tomar cartas en el asunto cuando nos toque afrontar nuestra realidad.

Bojack ya empezó  y yo intentaré seguir su ejemplo.


Referencias

http://www.chilangopost.com/noticias/2018/9/19/la-filosofa-de-bojack-horseman

https://culturacolectiva.com/cine/referencias-a-la-filosofia-en-la-serie-bojack-horseman

 

Bárbara Rivera
Estudié Comunicación en la Universidad Iberoamericana de Puebla buscando la mejor manera de darle voz al silencio. Pasé de la actuación en obras de teatro a escribir artículos para Medieros de la Jornada de Oriente y terminé en el camino de la literatura. Colaboré en el libro Cuatro mujeres: Cuatro pasiones, a cargo de Cristina Jarque y escribiendo textos para algunas fanzines. En mis tiempos libres me gusta fotografiar lo que la rutina esconde, escribir mis sueños para convertirlos en cuentos y componer canciones. Actualmente cuento con un diplomado en Gestión Cultural y laboro en un estudio de arte. Creo fielmente que el arte es un excelente antidepresivo.