Daniel Evo: Constructopia. El cuerpo en la transformación del espacio

Monday, June 24, 2019
Cultura, Top

Daniel Evo: Constructopia. El cuerpo en la transformación del espacio

>Landingcrew Landingcrew
junio 06, 2019

Entre el pensamiento pictórico y la experimentación escénica, Daniel Evo pone en evidencia las formas en que los cuerpos individuales y sociales negocian el espacio físico y virtual mediante relaciones de poder.

Para “Tierra Incógnita”, exposición con la que concluye el ciclo de formación de la generación 2019 del Programa Educativo SOMA, este artista originario de la Ciudad de México, trabaja una pieza que busca capturar las variaciones del espacio donde interactúan distintas micro sociedades.

 

Landing MX: ¿Cómo ha enriquecido la danza tus exploraciones del espacio?

Daniel Evo: De muchas formas. Logré ver el cuerpo como una herramienta y cómo el cuerpo piensa diferente a la cabeza. Es decir, la danza me permitió entender que no se trataba de teorizar sobre el cuerpo, sino pensarlo desde la experiencia y la práctica misma.

Una de las cosas más importantes que me dio la danza fue la práctica de la escucha del espacio con todo el cuerpo, es decir, una escucha ampliada, la cual hace que intervengas de una manera diferente en el espacio.

Landing MX: ¿Qué tipo de espacios has explorado? ¿Has detectado alguna semejanza entre ellos?

Daniel Evo: En mi obra he explorado el espacio plástica y escénicamente. Como algo entre escultor y director escénico. Incidiendo en espacios arquitectónicos cerrados como habitaciones o auditorios así como en patios. Últimamente he sentido la necesidad de incidir en el espacio urbano.

Landing MX:  ¿Consideras que hay espacios que son habitados o recorridos por una suerte de coreografía inconsciente o te parece que todos los movimientos que realizamos en el espacio, del tipo que sea, son absolutamente conscientes?

Daniel Evo: Definitivamente hay espacios que recorremos por una especie de memoria personal y otros que son habitados por una conciencia espacial colectiva. En la Ciudad de México, en muchos de ellos, actuamos como en cardumen; las direcciones y el contenido están dados por las reglas que dicta la arquitectura, pero hay otro sistema, un metasistema que proviene de las reglas y códigos sociales que se hacen presentes por donde nos movemos, tenemos muchas interacciones inconscientes la mayoría de los momentos del día.

Me interesó pensar este fenómeno coreográficamente, ahora estoy en la tarea de capturar esas coreografías mediante una cámara cenital. Creo que en la “inconsciencia” se esconden muchas reglas y códigos sociales que nos atraviesan como ciudadanos de la urbe. Estoy en la tarea de registrar esas reacciones ante el espacio y develar esos códigos, hacerlos conscientes, pues.

Landing MX:  ¿Qué es el juego para ti y qué importancia tiene, desde tu perspectiva, en la habitabilidad del espacio?

Daniel Evo: El juego lo uso para alcanzar un estado escénico total, es decir, sin montajes o ensayos; ya que es durante el juego cuando afloran movimientos, recorridos y memorias del cuerpo que poseemos y heredamos.  Me ha parecido importante el uso del juego como metodología artística para hablar de la “violencia de espacio” al habitar la Ciudad de México porque me parece potente la paradoja de producir un espacio que simula libertades, mientras que sucede en uno delimitado y vigilado.

Landing MX:  ¿Qué dinámicas espaciales de juego has detectado en la Ciudad de México? ¿Te parece que ésta es una ciudad lúdica? ¿Por qué?

Daniel Evo: La Ciudad de México, desde el Cerro de la Estrella, como la experimento, es una ciudad violenta en muchos aspectos desde lo espacial a lo económico, que repercute en las interacciones sociales. No creo que sea una ciudad lúdica, pero uso el juego para develar las relaciones del ciudadano con otros y con el espacio. Estoy consciente que con el uso de los dispositivos escénico-escultóricos que realizo voy creando utopías delimitadas donde las posibilidades negadas son más poderosas al ser enmarcadas en un terreno de juego.

Landing MX:  Platícanos acerca de Constructopia, tu más reciente obra, desarrollada para la exposición “Tierra Incógnita”.

Daniel Evo: Constructopía es la pieza con la que cierro el programa SOMA, reúne lo que he trabajado en estos dos años. Básicamente es un dispositivo tipo playground donde dispongo un grupo de esculturas ensamblables, las cuales favorecen la interacción en microsociedades aleatorias -en este caso, los propios visitantes de la muestra- que entran sin zapatos a jugar con las posibilidades de construcción que la pieza-juego ofrece.

Esto es para que los participantes penetren en el estado escénico del juego y con ello el público de afuera, que ve el performance inducido, observe el puente material que se ha generado entre los cuerpos humanos y escultóricos. Algunas interacciones fueron grabadas con una cámara cenital y proyectadas en una pantalla de video por la cual también se puede observar las variaciones del espacio que las interacciones provocan de una manera esquemática, a modo de plano arquitectónico. Pienso que las composiciones escultóricas que resultan y son grabadas hablan de la manera de producir y negociar el espacio durante esa interacción documentada.

Landing MX: ¿En qué público pensaste mientras la desarrollabas?

Daniel Evo: En primer lugar, he pensado que la pieza es para cualquier tipo de persona que posea un cuerpo y pueda enfrentarse a una materialidad sensible. Aunque tengo la pregunta de cómo funcionaría la pieza si se enfrenta al espacio público con perfiles de personas más diversos.

Me gusta que estoy pensando en públicos que no necesariamente son especialistas del arte.

Landing MX: ¿Cómo ha sido la respuesta de quienes han visitado la exposición estos primeros días?

Daniel Evo: He observado que el público no entra al área de juego fácilmente. En la inauguración al estar yo como mediador, la activación de la pieza fluyó durante todo el evento, sin embargo, en días posteriores donde la mediación es a partir de instrucciones escritas en la pared, el uso de la misma es menor. Pienso que el espacio expositivo tiene unas reglas que dificultan la observación de una pieza más allá de la mirada. Los niños que han visitado la muestra no pueden resistirse a jugar en el dispositivo. Quiero repensar en un futuro, el diseño de la familia de esculturas

-que componen la obra- para aumentar la ergonomía de ellas y posibilitar una interacción mayor; enfrentar desde la pieza los códigos consensuados del espacio museístico.

Landing MX: Si tuvieras la oportunidad de diseñar y construir una ciudad, tu ciudad ideal, ¿cómo sería?

Daniel Evo: Creo que debemos repensar las relaciones, las estructuras y las maneras de construir vínculos, tanto espaciales como emocionales, pues estos hablan de las formas arraigadas de modelar la afectividad en relación al otro. Creo que debemos hacernos conscientes, a partir de la corporalidad, de la posibilidad de otras formas distintas de organización social que repercutirían en la manera de construir nuestros espacios habitables.

Ya que toda forma responde a una ideología me interesa pensar en la transformación del espacio urbano desde una ideología que otorgue a los ciudadanos una verdadera agencia de espacio.

Daniel Evo

 

 

Dejanos un comentario