Discurso divisorio antiinmigrante: Rumbo al USA2020 | LandingMX

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos del martes 3 de noviembre de 2020 aún se observan lejanas en el calendario político, pero el ambiente y la diatriba retórica empieza a copar plataformas mediáticas de medios de comunicación del hemisferio. Primero fue Donald Trump -que continúa usando su discurso antiinmigrante de exclusión y expulsión de “el otro”-, que sugirió a cuatro demócratas, representantes de diversos estados, volver “de donde vinieron”. En respuesta, la colaboradora de CNN Ana Navarro, recomendó regresar a sus países de origen a los senadores Marco Rubio y Ted Cruz, así como a la primera dama Melania Trump.

La pregunta aquí es: ¿Constituye esta estrategia una afrenta sistemática del presidente estadounidense para lograr “convertir” en verdad su discurso antiinmigrante e inocular el mismo en ciudadanos estadounidenses “aislados” del universo de forasteros que les rodea?

antiinmigrante

En un principio, creo que Estados Unidos, al igual que una “creciente” mayoría de países del orbe, necesita “renovar” sus cuadros políticos e identificar nuevos líderes que asuman responsabilidades, deberes y derechos en la construcción (ya no solo de territorios tendientes a la autosuficiencia, si no a la apertura y al fomento de una diplomacia que privilegie valores humanos y principios como la solidaridad y la meritocracia; en lugar de ruidosos discursos del odio, que solo contribuyen a la activación de “adormecidas” reprimendas de las acciones ejecutivas del dignatario norteamericano).

Preocupa por ejemplo que encuestas realizadas recientemente por la empresa estadounidense Public Policy Polling, reflejen que la capitana de la selección femenil de futbol Megan Rapinoe, muestren que esta deportista, si ahorita fueran las elecciones triunfaría sobre el actual mandatario (de manera tal que aquí se percibe la necesidad de líderes genuinos y que comuniquen una oratoria de paz e integración, a pesar de las circunstancias con terceros países).

antiinmigrante

Además, con esto no se hace más que demostrar las debilidades y la manera errática de gestionar el poder público por parte de Donald Trump. La táctica dilatoria Trumpista en estos treinta meses ha sido la de emitir mensajes (que logran generar vínculos afectivos y de adhesión), pero que luego revitaliza, conforme ciertos códigos de negociación y acción implementados.

No se puede estar hablando de “destruir” una patria de inmigrantes con un discurso como estos, en tanto, quizás por la ubicación geoestratégica y el lema de “En Dios Confiamos”, sean los principales sostenes de una cada vez mayor crisis de credibilidad, confianza y conflicto de intereses de Estados Unidos en el mundo. Si no, miremos la cada vez mas pujante alianza de potencias emergentes en bloques alternos a la hegemonía capitalista (cimentados en la Unión Europea y Estados Unidos).

Bajo mi punto de vista, ya que el mundo se ha convertido en un espacio multipolar (vigorizado e incrementado por las ligeras y fascinantes herramientas de comunicación y transporte), es importante “invocar” los principios universales por la supervivencia de una humanidad libre de conflictos (lo cual pasa necesariamente por la autodeterminación de los pueblos, y que sean organismos multinacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por ejemplo, que lideran estas iniciativas contemporáneas de descolonización).

No obstante, para cumplir su papel, instancias multinacionales como la ONU deben fomentar un espíritu efectivamente democrático desde la base. En mi opinión, es inconcebible que cinco potencias (que deciden en el Consejo de Seguridad), “determinen” y “deciden” por el resto de la humanidad que no tiene acceso a la información o los intereses que se juegan o defienden en escenarios como estos.

En definitiva, creo que la táctica de buscar a todas luces de deportar migrantes,-que en muchos casos se ven compelidos a extensas jornadas laborales empelando la “fuerza bruta”-, impulsado desde antes de gobernar, solo pretende “ganar” tiempo para repensar medidas, entre otras, que le permitan “crear verdaderas condiciones”, para afrontar la innovación comercial china, el liderazgo ruso en la gestión de los conflictos globales, la exploración de “nuevos espacios geo territoriales” armonizados en el derecho internacional, y la construcción consensuada de “reglas” para regir el derecho de los países a la producción de energía nuclear para el servicio pacífico a las sociedades.

 

 

Dejanos un comentario