Joy Division - ¿Grupo de culto o cultura pop? | LandingMX

Saturday, December 15, 2018
Cultura, Sociedad

Joy Division – ¿Grupo de culto o cultura pop?

>Rafael Jiménez Rafael Jiménez
abril 05, 2018

En julio del 2016 me hice el tatuaje del disco Unknown Pleasures de Joy Division en el antebrazo derecho, tiempo después un familiar me dijo: ‘Tu tatuaje lo he visto en muchas playeras por donde vivo. Cabe mencionar que este familiar vive en Ciudad Azteca (Estado de México), y su comentario me dio mucho en qué pensar.

Joy Division es una de las bandas más influyentes de todos los tiempos, lo curioso es que fue efímera, pues solo lanzó dos discos de estudio. También cuenta con sencillos muy emblemáticos. Su carrera musical fue de 1976 a 1980 y justo cuando realizarían su gira por Estados Unidos, Ian Curtis vocalista de la banda decidió quitarse la vida. Ahí fue cuando este grupo dejó de existir, no sin dejar un legado musical y cultural.

Joy Division

 

Los escuché hace 21 años en una fiesta… me cambió la vida. No está de más decir que es mi banda favorita, junto con New Order, The Cure, Future Islands y Arcade Fire, pues cada una de ellas tiene algo de Joy DivisIon, desde integrantes, sonido, tributos y magia. A 38 años de su desaparición ha dejado objetos invaluables como ropa, calzado, tatuajes, ideas, historias, además de que cientos de páginas de internet son dedicadas a ellos y miles de grupos que existen gracias a su poder y alcance musical.

El sitio web británico Manchester Evening News realizó un estudio y resulta que Joy Division es más popular en la Ciudad de México que en cualquier otro lugar del mundo, seguida de Manchester y Lisboa. Usaron técnicas de medición de Google Trends, lo que indica que los mexicanos buscamos varias veces a este ecléctico grupo de post-punk, synth-pop, dark-punk, new wave o post-rock. Fue una agrupación que cambió la música debido a sus múltiples géneros en su corta carrera.

El sonido obscuro, digital, se los dio Martin Hannett, ya que en sus inicios la banda fue punk, junto con The Buzzcocks, Public Image Ltd, A Certain a Radio. Al encontrarlos Rob Gretton en un concierto donde tocaron The Sex Pistols, los ayudó a que relanzaran su primer disco: An Ideal For Living, un LP lleno de riffs rasposos, una batería ruda y algo de odio contra la sociedad y el sistema.

Tiempo después, Tony Wilson los contrató y junto con Martin Hannett le dio ese sonido, que hasta la fecha no ha podido ser igualado. He tenido la oportunidad de escuchar sus canciones en vivo ejecutadas por New Order en el Corona Capital 2012 junto con Peter Hook & The Lights cada vez que se presentan en México, y créanme solo hizo falta Ian Curtis. Entendamos que Joy Division surgió de las cenizas de los estratos sociales de Manchester, como muchos otros grupos, y rompió barreras en solo 4 años de existencia.

Para muchos (me incluyo) es un grupo de culto; innovador, cuya resonancia cautivadora y electrizante ha sido de inspiración de muchos, pero también su nombre e imagen han sido explotados.

Joy Division

 

Hoy, la cultura pop no solo es en el género melódico y, desde mi perspectiva, ataca a Joy Division, además muchísimas marcas de ropa venden productos de moda sin importar el lado musical, como las tiendas que venden playeras de Guns & Roses,  David Bowie o Queen.

En la actualidad, el internet abrió un mundo que muchos de nosotros no conocíamos, la inmediatez de la información da el poder de juzgar y opinar sin un previo estudio. He leído y escuchado que Joy Division, es un grupo sobrevalorado, medianito, con solamente 2 discos y que su éxito se debe al suicidio de su vocalista.

Yo fui de los que tuve que ahorrar para comprar el CD, de hacer mis mixes en mp3 para el Walkman, que conocía de música de viva voz y recomendación, de pasar horas en la radio… En mis 21 años de amor incondicional a este conjunto solo he escuchado una vez en la radio “Love Will Tear Us Apart”, que sin duda es su canción más comercial y la que le dio la vuelta al mundo.

Hoy algunos términos están extracomercializados como la amistad, amor de pareja, grupos, solistas, atletas, ciudades, puestos laborales, empresas, marcas de auto, de cómputo, calzado, ropa, telefonía. Antes uno se compraba unas Dr. Martens y se presentaba muy alterno, diferente, conocedor de la cultura underground, hoy están al alcance de los que les sobran 3 mil pesos o más.

Para mí, dejó de ser un gusto de algunos cuantos. Sí, hoy todo está sobrevalorado y es por este consumo desmedido, por estar a la moda y pertenecer a un grupo, que le damos a las cosas extraimportancia. Hoy, ser vegetariano, no comer carne y andar en bici es lo original. Explotamos actividades básicas para convertirlas en una actitud en boga y popularidad.

Esto les pasa a los grupos, y Joy Division es un caso en el que muchos se preguntan, ¿es una banda de culto o de cultura pop? Mi respuesta, la de un fan, es: es una decisión personal, pues los cultos son arraigados con profundo conocimiento. Joy Division solo vino a este mundo hacer música, su popularidad mundial fue vista 25 años después, al final solo es música y la música vino a alegrarnos la vida.