La recesión alcanza a la Cuarta Transformación | LandingMX

En los últimos días se ha hablado en los medios especializados en Economía y Finanzas de que la economía mexicana está entrando en recesión, sin embargo, no hay consenso generalizado al respecto. Para algunos especialistas, la economía está creciendo a un ritmo menor al de trimestres anteriores, pero sigue creciendo y si la comparación es con respecto al mismo trimestre del año anterior, las diferencias se hacen aún más patentes, pero ¿qué se entiende por recesión?

Definición de recesión

De acuerdo con la definición teórica, una recesión es cuando una economía decrece dos trimestres consecutivos y esto se mide por medio de la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Si revisamos el desempeño del PIB de México en los últimos trimestres encontramos lo siguiente:

recesión

Fuente: Elaboración propia con datos del INEGI.

Como se puede observar y si nos ceñimos a la definición, hasta el primer trimestre de 2019, la economía mexicana aún no se encontraba en recesión ya que solo el último trimestre ha mostrado un crecimiento negativo el PIB. Sin embargo, varios especialistas señalan que otros indicadores como el empleo y la productividad están cayendo, los cuales son indicadores inequívocos de que en el segundo semestre se habrá contraído una vez más el PIB.

El gasto público como motor de crecimiento

Uno de los motores de cualquier economía es el Gasto Público, es decir, lo que el gobierno gasta. En estos dos primeros trimestres, el gasto público ha presentado subejercicios, es decir, se ha gastado menos de lo que se había programado, lo cual tiene un impacto directo en el desempeño de la economía, sin embargo, considerando que en anteriores administraciones, el gasto de gobierno había crecido más de lo programado y por lo tanto, el endeudamiento había aumentado de manera considerable, la disciplina fiscal mostrada por el actual gobierno no es del todo mal vista.

La incertidumbre un factor clave

Otro de los motores de la economía es la inversión privada, para los inversionistas nacionales, la nueva administración todavía no ha establecido claramente las reglas del juego y, por lo tanto, han decidido ser cautelosos para invertir en proyectos productivos en el país. Sin embargo, los inversionistas extranjeros han invertido más en México en el primer trimestre de 2019 que en el mismo periodo del año anterior, por lo que esto podría representar un buen indicador a corto y mediano plazos, lo cual se puede revisar mediante los flujos de Inversión Extranjera Directa que aparecen a continuación:

recesión

Fuente: Elaboración propia con datos del Banco de México.

En resumen, los indicadores de la economía señalan que pronto México entrará en recesión, lo cual es preocupante, el gobierno federal tiene la responsabilidad de dar certidumbre a los agentes económicos para que puedan invertir en México. Asimismo, debe ejercer el presupuesto responsablemente evitando subejercicios ya que esto está desacelerando la economía en su conjunto.

 

 

Dejanos un comentario