NAICM: Texturas y retratos de una obra suspendida indefinidamente

Monday, June 24, 2019

Especialistas ofrecen estadísticas y estudios sobre lo desastrozo que sería realizar una obra de gigantes proporciones en el Lago de Texcoco, uno de los lagos clave del Valle de México. Especialistas brindan la contraparte, argumentando los beneficios de la misma.

En el resquicio entre una y otra postura, ha quedado un montón de asuntos que con las maniobras políticas y financieras, fueron relegadas a segundo plano. La polémica de la construcción del NAICM sobre un terreno acuoso en proceso de desecación, a costa de algunos de los actos más violentos de nuestra historia reciente contra las comunidades aledañas, la creación de fuentes de empleo, las promesas de un progreso que, nos consta, difícilmente llegará.   

Con el cambio de gobierno, se hizo pública la suspensión de la obra, con miras a desarrollarla en otro lugar. Desde entonces, todo ha sido una nebulosa de confusión, pues se rumora que la obra continúa, pero con otro propósito. Se sabe poco en realidad sobre el destino de uno de los tantos monumentos al presidencialismo.

Platicamos con el equipo de Timelapse México, quienes recorrieron cada rincón de la obra para ofrecernos un acercamiento desde distintos ángulos a esta obra en algunos momentos de su proceso de edificación, para conocer cómo fue su experiencia documentando jornadas completas, los contrastes entre lo maquinal y lo humano que se conjugan en cada construcción, los paisajes que los materiales dibujaron en el espacio en constante modificación.

-¿Cómo fue que se interesaron en seguir de cerca el trabajo de construcción de este proyecto de aeropuerto?

 

Hace casi tres años hicimos nuestra primera visita al sitio. En ese momento ya había arrancado y varias empresas tenían el interés de realizar timelapses de larga duración que pudieran retratar la transformación de los llanos de Texcoco en un aeropuerto. A nuestra llegada nos tomó por sorpresa la escala de la obra, camiones y camiones de tezontle y basalto ingresaban al perímetro y vaciaban sus cargas, convirtiendo el paraje en un desierto rojo, casi marciano. Era sin duda, la obra más monumental que habíamos visto.

 

-¿Durante cuánto tiempo documentaron la obra? Además de comprimir el tiempo, por así decirlo, ¿de qué forma el timelapse les permite manipular o jugar plásticamente con el espacio? 

 

A pesar de que laboramos en el NAICM durante casi tres años, el video se realizó con las ultimas 5 visitas que realizamos a sitio. Un par de ellas con el aeropuerto oficialmente cancelado. El timelapse es una herramienta ideal para el retrato de un espacio, pues permite visibilizar patrones en movimiento que normalmente no apreciamos. Al poder observar el hormigueo que generan cientos de trabajadores o las rutas de los camiones que descargan piedras una y otra vez mediante el timelapse, te das cuenta del trabajo que implica cambiar un espacio. Creo que el timelapse pone en proporción temporal a lo material. Los humanos y las maquinas se mueven todo el tiempo al trabajar mientras que el terreno y las estructuras, una vez construidas se yerguen fijas como la prueba de que ya hemos transformado un espacio. 

 

-Las tomas cenitales del inicio del video nos ofrecen imágenes texturizadas del espacio, como si éste fuese un papel tapiz formado por los procesos mismos de construcción, ¿cuándo planearon la realización, qué idea del terreno tenían en mente?

 

Las texturas marcianas del tezontle fue lo primero que conocimos del proyecto, cuando llegamos no era más que ese paisaje. La realización del video se nos vino a la mente cuando se anunció la cancelación del proyecto. Teníamos que documentar el titánico trabajo que aún sucedía ahí día con día. Más que para tomar partido y defender o atacar el proyecto, era importante dejar un retrato de la actividad que ahí sucedía.

 

 

-¿Qué ventajas ofrece la ausencia de voz en el relato? ¿Les parece que en determinado momento el timelapse ofrece o podría ofrecer relatos más íntimos o explorar las relaciones entre las personas (como los trabajadores de la obra) que interactúan en el espacio y momentos retratados?

 

La serie Intervalos, de la que este video forma parte, consiste en retratos de espacios y el tiempo que transcurre en ellos, guiados por la música. Me parece que la música tiene un poder de abstracción que sería más difícil conseguir en tan corto tiempo con la voz. La idea, es que así como en cada espacio buscamos retratar el paso del tiempo, también intentamos interpretar la música que emana de ellos. La música de este vídeo está creada a partir de sonidos grabados en el sitio.

 

Me parece que el timelapse tiene una limitante cuando se habla de retratar personas y es que por definición transcurre en un tiempo distinto al que normalmente vivimos. Por ello se convierte en una realidad que nos puede maravillar pero que definitivamente es ajena a nuestro cotidiano.

 

-El video contiene una serie de retratos a los trabajadores, como si sus rostros fuesen paisajes en sí mismos, ¿de qué manera concibieron estas exploraciones?
 

Consideramos que era importante retratar la magnitud de la obra, sus texturas marcianas, su actividad incesante pero nos faltaba la escala humana directa, a los verdaderos protagonistas y artífices de todo eso y por ello era impensable no incluirlos. Más allá de los motivos políticos o económicos de la cancelación, millones de horas hombre fueron invertidas en ese sitio. Creo que al mirar a los trabajadores a los ojos es que el vídeo te obliga a reflexionar o sentir. Es un momento donde la escala humana, grabada en video y no en timelapse, se conecta directamente con cualquier persona que pueda regresar esa mirada.

 

-El video, como un producto acabado, que tiene formalmente un principio y un fin, nos llevó a pensar en lo inacabado de la obra como tema de tal manera que se oponen forma y contenido. ¿Cómo fue su experiencia produciendo este material audiovisual sobre algo inconcluso? 
 

Es cierto. No sabíamos cuándo terminar de grabar. Podríamos seguir retratando el abandono o incluso las futuras transformaciones por las que pasará ese lugar, pero decidimos retratar el ultimo momento de gran actividad. En verdad el video es más bien otro día en la obra, todos siguen trabajando hasta el final del día como si a la mañana siguiente fueran a regresar, pero tú sabes que no será así. Por eso lo inconcluso no hacía falta transmitirlo, eso el espectador mexicano ya lo sabría.

 

Dejanos un comentario