Porqué esta vez NO votaré por Andrés Manuel Lopéz Obrador

Thursday, July 19, 2018
Perspectivas

Esta vez no, Andrés Manuel

>Mauricio Elías Mauricio Elías
junio 18, 2018

El proceso electoral de 2018 será sin duda, histórico. La situación tan apremiante del país en términos de seguridad, economía, corrupción e impunidad, así como las propias dimensiones de la elección en la que más de 89 millones de ciudadanos están llamados a votar, nos dan una idea de lo que nos espera el próximo 1º de julio.

Como sabemos son cuatro los candidatos que se disputan la Presidencia de México para el periodo 2018-2024. Y es el candidato de la coalición Juntos haremos historia” quien va a la cabeza de todas las encuestas y que muchos dan como virtual ganador a tan solo dos semanas de celebrarse los comicios.

Si las preferencias electorales se mantienen, Andrés Manuel López Obrador, sería el próximo presidente de México y con esto, sería el primer candidato de “izquierda” en llegar a la silla del águila, marcando así un hito en la historia de México.

López Obrador, con el paso del tiempo, se convirtió en el heredero de grandes políticos de izquierda que buscaron el cambio en México, y fundaron el Partido de la Revolución Democrática (PRD) después del Fraude Electoral de 1988. Entre estos grandes personajes podemos resaltar a Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez y Heberto Castillo.

Ese pasado y herencia me llevó a votar por AMLO en la elección del 2006 -la primera en la que pude ejercer mi voto, teniendo 22 años-. Con mucha desilusión presencié su derrota por un margen de diferencia tan pequeño que incluso sigo pensando que hubo fraude electoral, pero fue un error cerrar Reforma y proclamarte Presidente Legítimo de México, tenías que haber asumido la derrota y presentarte a las siguientes elecciones en las que la historia te hubiera dado la razón, pero no.

Para 2012, después del desastre de la gestión de Felipe Calderón con su llamada guerra contra el narco, y aún pensando que Marcelo Ebrard podía haber sido el hombre indicado, después de su “buena” gestión en el entonces Distrito Federal, volví a votar por el AMLO, tal vez detrás de tu candidatura quisiste cubrir a Ebrard del desastre de la Línea 12 del metro.

Para 2018, tras doce años de malos gobiernos, con indicadores de desempeño gubernamental muy bajos, y con la popularidad del titular del Ejecutivo por los suelos, sería natural para mí considerar de nueva cuenta darle mi voto, pero… ¡Esta vez no, Andrés Manuel!

No votaré por ti, porque aunque según tus declaraciones ganas 50 mil pesos mensuales y eso es un ingreso incluso bajo para una persona con tu experiencia, no dejas de ser parte de la clase política que tanto criticas, y también es cierto, que tus hijos tienen puestos en el partido que erigiste ante el desastre del PRD, tú mismo estás reproduciendo la clase política que tanto ha hecho daño a este país.

Tampoco votaré por ti, porque aunque gracias a tu gobierno, el rostro de la Ciudad de México empezó a cambiar y con Ebrard se consolidó, fue tu corriente la que impuso a Miguel Ángel Mancera como candidato a la jefatura del Gobierno del  otrora D.F.; la historia ya la conocemos, Mancera ha sido el peor jefe de gobierno de la Ciudad de México.

No votaré por ti, porque aunque la ciudad que gobernaste es hoy por hoy la más abierta e innovadora del país en cuanto a libertades, con tal de ganar, hiciste una alianza con el Partido Encuentro Social (PES), partido conservador que va en contra de los principios de libertad que se disfrutan en la Ciudad de México.

Tampoco lo haré porque en tu coalición has aceptado a ex militantes de otros partidos como Gabriela Cuevas, Germán Martínez y Manuel Espino, quienes en años anteriores han desestimado tu plataforma, que siempre tuvieron agendas políticas diferentes a las tuyas, que ahora, por oportunismo o por lo que sea, se unieron a tu movimiento y dudo mucho que vayan a abandonar sus ideales.

No votaré por “el menos peor”, eso eres Andrés Manuel, porque tuviste que haber fijado una postura en contra del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México por cuestiones ambientales -la verdadera razón por la que se tendría que cancelar el proyecto-, y sin embargo, sucumbiste a los intereses de los grandes capitales, y ahora dices que lo concesionarás, dejando de lado el medio ambiente y el impacto sobre las comunidades aledañas al proyecto.

Y mucho menos quiero votar por ti, porque ya te tocasi usáramos ese argumento, tendría que decir que antes de ti, hubo políticos más comprometidos con la causa que abanderaban. Cito a solo a dos: Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo.

Quiero votar por alguien que aun cuando tenga una ventaja holgada en las encuestas, respete al electorado, que en los debates -unos de los pocos espacios que tiene la mayoría de los ciudadanos para conocer bien a bien las propuestas- exponga de manera clara y precisa sus ideas y no se limite a decir que la respuesta a todo es “acabar con la corrupción”, como si eso resolviera todos los problemas y que pretenda que, con el solo nombramiento de posibles titulares de las secretarías de Estado, el electorado va a entender de qué va su agenda política y su postura ante los problemas del país.

Estoy de acuerdo que acabar con la corrupción tiene que ser la piedra angular para cualquier partido que pretenda gobernar el país, pero por qué no tomar acciones para casos de corrupción; dispendio excesivo de recursos públicos dentro de tu propio partido, como en el caso de Layda Sansores; o las candidaturas controversiales de Napoleón Gómez Urrutia, “Pato” Zambrano, Cuauhtémoc Blanco, entre otras muchas de Morena, que tampoco auguran cosas muy buenas.

Pero todo esto no quiere decir que votaré por otro candidato, porque ninguno de los otros tres tiene propuestas que siquiera se acerquen a lo que, a título personal, considero que el país necesita, y por ende votar por candidatos de otros partidos iría en contra de mis principios e ideales. Aunque por otra parte no lo niego, me ilusiona tu victoria Andrés Manuel, por la posibilidad de que pueda haber un cambio radical, pero no creo que teniendo una postura estacionada en la premisa de “ganar como sea”, ese cambio vaya a suceder, y por lo tanto, no quiero ser cómplice de un nuevo mal gobierno que lleve a este país a una situación mucho más crítica de la que ahora estamos.

Ojalá me equivoque, y ojalá que tu victoria ponga las bases de un México mejor y el renacimiento de este gran país, pero de mi parte…

¡Esta vez no, Andrés Manuel, esta vez no!

Mauricio Elías
Economista
Mauricio Elías es chilango de nacimiento y de corazón,  universitario estudió Economía en la Facultad de Economía de la UNAM. Dentro de sus principales intereses están los temas económicos, así como las actividades culturales y el ciclismo que practica regularmente. Mau es un convencido de que la cooperación y la colaboración es la clave para cambiar nuestro entorno y nuestro país.