Ernesto García Cabral - Mujeres libres en el Centro de Tlalpan | LandingMX

Saturday, August 18, 2018
Cultura, Top

Ernesto García Cabral – Mujeres libres

>Landingcrew Landingcrew
julio 27, 2018

A Ernesto García Cabral le decían “Chango” y fue un artista muy popular a lo largo de seis décadas, hasta su fallecimiento ocurrido en 1968, hace exactamente 50 años. Después su figura se fue diluyendo, hasta que sus hijos Ernesto, Vicente y Eduardo, de la mano de un equipo de curadores e investigadores, lograron su rescate. En los últimos años se han organizado exposiciones en espacios como el Festival Internacional Cervantino, el Museo Mural Diego Rivera y el Museo del Estanquillo, entre otros. Además, se han publicado catálogos y se produjo un documental. Su archivo se catalogó y digitalizó y fue así como la UNESCO lo nombró Memoria del Mundo en 2012.

García Cabral

Ernesto “El Chango” García Cabral nació en Huatusco, Veracruz, en 1890 y desde niño sorprendió por su talento para el arte. Muy pronto inició su trayectoria como virtuoso del dibujo, caricaturista, cartelista del cine de oro mexicano, actor, pionero de la televisión y figura carismática de la bohemia. Incursionó en distintos estilos y se le considera el mayor exponente del Art Déco en México. Fue cronista de los usos y costumbres de la época, retratista genial y testigo gráfico del acontecer histórico de México y el mundo.

García Cabral

Los dibujos de Ernesto García Cabral que se presentan en el Museo de Historia de Tlalpan, publicados en Revista de Revistas, suplemento cultural de Excélsior, reflejan el alegre desenfado de los locos años 20. De ellos se derivan las serigrafías coloridas realizadas por el taller que lleva su nombre, a cargo de sus hijos. En estas exquisitas ilustraciones figuran mujeres glamurosas, solas o en pareja, elegantemente ataviadas, conforme a los dictados de Gabrielle Coco Chanel, quien rompió con el prototipo anterior a la Belle Époque.

García Cabral

 

El Chango liberó así a sus congéneres del opresivo corsé con sencillos vestidos camiseros (una de cuyas variantes, el famoso vestido negro sin mangas, se volvió referente esencial de la moda): lucen peinados a la garçon, signo evidente de una recién adquirida emancipación, que se permite coquetear incluso con cierta masculinización desafiante e iconoclasta. La alegría de vivir que emanan parece surgida de los cabarets parisinos o berlineses. Estos acogen a las mujeres fatales o vampiresas que también reinan en el star systemcinematográfico.

Las musas contemporáneas de Cabral son inteligentes, dinámicas, independientes, orgullosas, guapas, de cuerpo firme y esbelto. Igual que los hombres, acuden a sitios mundanos, fuman, beben  y ejercen seguramente una sexualidad desprejuiciada. En ocasiones se desliza furtivo un anciano libidinoso tras una joven beldad.

García Cabral

 

Se afirma una mujer libre, fuerte, profesionista y sofisticada que niega el dominio del hombre y el sometimiento de su contraparte. Estos dibujos perfilan una transformación de valores y anuncian un nuevo ideal de mujer, que importa asimismo cánones de belleza y feminidad occidentales, los cuales a las postre podrán establecer otros paradigmas distantes y ajenos a la realidad de muchas mujeres. Sin embargo, en los albores del feminismo moderno, proclamado y celebrado con audacia y desparpajo por Ernesto García Cabral, las modelos que traza con una mano insólitamente ágil y segura incitan a una revolución en los estereotipos de género y en los roles sexuales.

Mujeres libres está conformada por 57 diujos y 2 videos. Se presenta del 28 de julio al 26 de agosto en el Museo de Historia de Tlalpan (Plaza de la Constitución #10, Col. Tlalpan Centro). Abierto de martes a domingo de 10 a 18 hrs. Entrada Libre.

García Cabral